Saltar al contenido

Cerrar Cerrar Botón

  • ES

Autorización para realización de prueba deportiva en vía pública

Autorización para realización de prueba deportiva en vía pública

Objeto

El trámite permite solicitar autorización para la utilización de la vía pública con el fin de realizar pruebas deportivas competitivas organizadas.

Plazos

La solicitud de autorización especial para celebrar las pruebas deportivas se presentará dirigida al órgano competente con, al menos, 30 días de antelación.

Precio

El coste de los servicios de vigilancia correrá a cargo de los organizadores de la prueba.
El solicitante de la prueba deberá asumir la posible aplicación de las Ordenanzas Fiscales.

Observaciones

El control y orden de la prueba, tanto por lo que respecta a los participantes como al resto de usuarios de la vía, estará encomendado a los agentes de la autoridad o al personal de la organización habilitado, que actuará siguiendo las directrices de los agentes o del responsable de seguridad vial.

Todas las pruebas deportivas irán precedidas por un agente de la autoridad con una bandera roja y finalizadas por otro con una bandera verde, las cuales acotarán para los participantes y el resto de usuarios de la vía el inicio y fin del espacio ocupado para la prueba. Estará prohibida la circulación de vehículos en el espacio comprendido entre la bandera roja y la verde, excepto los vehículos autorizados expresamente y con la autorización situada en lugar visible.

Entre una y otra bandera, el personal auxiliar habilitado que realice funciones de orden, control o seguridad, irá provisto de una bandera de color amarillo en indicación de atención o peligro, así como con vestimenta de alta visibilidad homologada y que responda a las prescripciones técnicas contenidas en el RD 1407/1992, de 20 de noviembre.

La organización incorporará vehículos pilotos de protección que deberán situar el coche de apertura y cierre de la prueba como mínimo 200 metros por delante y por detrás del primer y del último participante, respectivamente. Las características de los vehículos piloto serán las siguientes:

Los vehículos de apertura serán portadores de cartel con la inscripción "Atención: prueba deportiva. STOP", sin que en ningún caso exceda la anchura del vehículo, bandera roja, rotativo de señalización de color naranja y luces de avería y de cruce encendidas.
Los vehículos de cierre serán portadores de cartel con la inscripción "Fin de carrera. CONTINÚE", sin que en ningún caso exceda la anchura del vehículo, bandera verde, rotativo de señalización de color naranja y luces de avería y de cruce encendidas.

La organización dispondrá la existencia durante la celebración de la actividad de la presencia obligatoria, como mínimo, de una ambulancia y de un médico para la asistencia de todos los participantes, sin perjuicio de su ampliación con más personal sanitario en la medida que se estime necesario.

En las pruebas cuya participación supere los 750 deportistas, se contará con un mínimo de 2 médicos, 2 socorristas y 2 ambulancias, y deberá añadirse, como mínimo, una ambulancia y un médico por cada fracción suplementaria de 1.000 participantes.

Todos los participantes en una prueba deportiva, con las excepciones previstas en el Reglamento General de Circulación, están obligados al cumplimiento de las normas particulares del Reglamento de la prueba y a las que en un momento determinado establezca o adopte, por seguridad, el responsable de la prueba o la autoridad competente. No obstante están eximidos del cumplimiento de las normas generales de circulación.

Los participantes que circulen fuera del espacio delimitado por los vehículos de señalización de inicio y fin de la prueba serán considerados usuarios normales de la vía, y no les será de aplicación esta normativa especial.

Cuando un participante no se encuentre en condiciones para mantener el horario previsto para el último de los participantes o sobrepase el tiempo previsto de cierre de control de la actividad, será superado por el vehículo con bandera verde, que indica el final de la zona de competición, por lo que deberá abandonar la prueba con el fin de no entorpecer el tráfico automovilístico y el desarrollo de la propia actividad. En caso de continuar deberá cumplir las normas y señales, y será considerado un usuario más de la vía.

La organización dispondrá de vehículos de apoyo suficientes, banderines y medios adecuados para la señalización del recorrido, tanto por lo que respecta a los participantes como al resto de usuarios de la vía, así como de los servicios necesarios para retirar la señalización al terminar la actividad, y desperdicios que ocasionen los avituallamientos, dejando la vía y sus alrededores en el mismo estado que antes de su celebración.

Los itinerarios deben señalarse en los lugares peligrosos, incluso con la presencia de personal de la organización y con instrucciones precisas del responsable de seguridad vial. Las señalizaciones deberán ser retiradas o borradas una vez que pase el último participante y nunca serán colocadas de manera que provoquen confusión para la circulación rodada ajena a la actividad deportiva. Cuando las indicaciones se hagan sobre la calzada, se deberán utilizar materiales que se borren después de pocas horas.

Responsable
Deportes